El secreto de la pasta más rara del mundo: solo tres mujeres conocen su receta y los mejores chefs fracasaron al intentar aprenderla

La particular pasta se llama Su Filindeu, conocida también como «hilos de Dios». Se realiza en la región italiana de Cerdeña y es una delicia, aunque complicada de elaborar.

El mundo de la cocina es apasionante y no siempre los entendidos en el tema tienen el toque final, ya que tres mujeres de la región italiana de Cerdeña, preparan una suculenta receta de pasta hecha mano que solo ellas conocen y que aún no pudo ser imitada por grandes chefs.

Su origen se remonta a hace más de 300 años y está asociado con la fiesta de San Francisco de Lula, una de las más importantes de Cerdeña. Esta celebración, que tiene lugar el 1 de mayo y el 4 de octubre, consiste en una peregrinación de 32 kilómetros desde la localidad de Nuoro hasta el santuario de San Francisco, ubicado en el pequeño pueblo de Lula, con el fin de conmemorar la creación del templo. En su destino, los peregrinos son premiados con un plato de la pasta más rara de mundo, típica de la isla.

Lo cierto, es que en Cerdeña solo saben hacerla tres mujeres de la familia Abraini. El Su Filindeu consiste en enormes hilos de pasta cocinados en una sopa de cordero y en su resumen, la receta parece simple, pero su proceso de elaboración es arduo. 

Pasta: ingredientes simples

El Su Filindeu, conocidos también como «hilos de Dios», se elabora con sémola, agua y sal. El primer paso consiste en mezclar esos tres ingredientes y amasar la mezcla resultante. «La parte más difícil es entender la masa cuando se moldea», explica Paola Abraini en una entrevista con Atlas Obscura. 

La experta lleva a cabo el proceso de amasado hasta que la masa parece arcilla. Incluso utiliza un batidor de masa motorizado para conseguir la textura ideal. A continuación, deja la masa reposar.

El siguiente paso es, quizás, el más complicado: conseguir la elasticidad perfecta de la masa. Cuando le falta elasticidad, la cocinera la moldea tras meter los dedos en un bol de agua con sal. Cuando lo que se necesita es más humedad, los dedos se mojan previamente en agua sin sal. Dominar esta técnica «puede llevar años», tal y como explica la chef Salvatora en el canal de Youtube Pasta Grannies.

Acto seguido, la masa se divide en dos trozos, estos se estiran y se duplican de forma continuada creando hilos de pasta. Al final, Paola llega a conseguir 265 hilos que parecen pasta de cabello de ángel.

En tanto, el penúltimo paso consiste en estirar los hilos en una estructura de madera circular llamada fundu, entrecruzando tres capas de pasta, una por encima de otra.

Finalmente, se dejan los hilos a secar al sol antes de introducirlos para cocer en un caldo de cordero con queso pecorino fresco. El resultado, una deliciosa sopa con largos hilos de pasta. 

Fracaso de chefs

La complejidad a la hora de elaborar esta pasta provocó la rendición de empresas y chefs de renombre. En primer lugar, ingenieros de la empresa italiana de pasta Barilla intentaron construir una máquina que pudiese reproducir la técnica de elaboración, pero no fue posible.

En segunda instancia, el célebre chef británico Jamie Oliver visitó Cerdeña para conocer el método adecuado para hacer la receta, pero después de dos horas, desistió.  En la actualidad, el Su Filindeu se puede degustar en estos tres restaurantes de Nuoro: Il Rifugio, Agriturismo Testone y Al Ciusa.

Fuente: Cronica 

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!