QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

ZONALES – UNA VEZ MÁS LA FIESTA DE LA POESÍA SE VIVIÓ CON EMOCIÓN EN MANUEL OCAMPO.

Escuela cartel
La Escuela N° 3 de Manuel Ocampo recibe a los poetas

Ayer, sábado 6 de octubre, Manuel Ocampo volvió a vestirse de fiesta para recibir a amantes de las letras y de la poesía. En su sexta edición, la Fiesta Nacional de la Poesía, a la cual el nombre ya le queda chico, convocó a gran cantidad de escritores e integrantes de la comunidad, no solo de la localidad y la zona sino también de distintos puntos del país e incluso de países hermanos como Brasil, Colombia, Chile y México.

Latinoamericanos
Los poetas Alfonso Badillo Dimas (México), Fredy Yezzed (Colombia) e Iván Quezada (Chile)

Siguiendo la huella de la familia Ocampo, que supo sembrar en el suelo de esta tierra el amor por la lectura, por la escritura, y por la cultura toda, un grupo de poetas y poetisas locales, representado por la escritora ocampense Marta Susana Siciliano de Lomelino y apoyado por la Cooperativa Eléctrica de Manuel Ocampo, se dio cita nuevamente en las instalaciones que comparten la E.P y E.E.S N° 3 para celebrar  este importante evento y continuar generando un espacio de encuentro entre quienes hacen de la literatura una forma de vida, un modo de ver y experimentar el mundo.

Marta recibimiento
Palabras de recibimiento a cargo de Marta Siciliano
Marta y Rosala
Rosalía Bojanich y Marta Siciliano, dos admirables mujeres, escritoras y organizadoras del evento

Desde tempranas horas de la mañana, se observaba el andar solícito de los integrantes del grupo literario organizador, Florilegio, y de todos quienes, movilizados por un ideal común, acudían a ayudar para dar a los asistentes el mejor de los recibimientos.

Paula y Marisa
Paula Piazza, bibliotecaria de Biblioteca Popular Almafuerte de Manuel Ocampo, y Marisa Posincovich, escritora local
acreditaciones
En la mesa de acreditaciones

Se respiraba en el aire la ilusión de vivir, una vez más, una verdadera fiesta. Cada persona que arribaba caía en abrazos recurrentes y fraternales tras el reencuentro con quienes de alguna forma formaban parte de su vida, de historias en común, de literatura sentida y vibrada a la par. Y comenzó a rodar por el lugar el infaltable café con torta para agasajar a los invitados.

Café
Café y tortas para iniciar la jornada
grupo cocina
El grupo de la cocina, siempre dispuesto

Luego de la bienvenida oficial, en la voz del locutor Gerardo Obregón, iniciaron las rondas de lectura, de las que participaron varios talleres literarios, como los que dirigen en Pergamino Daniel Ruiz Rubini y Estela Torres Erill. Con gran emoción se sucedían los poemas, los agradecimientos, las historias de vida, seguidos de cálidos aplausos.  Se disfrutaba de números musicales en los que la poesía y la música volvían a reconocerse como hermanas de tiempos inmemoriales. Surgían las voces de nuevos retoños poéticos, cuando estudiantes de las escuelas primaria y secundaria de Manuel Ocampo, cuyas obras también empapelaban el lugar, se animaban a sumarse y a leer sus producciones.

Perro
Ronda de lecturas, con mate e invitados especiales
Anibal Alberto Fernández
Aníbal Alberto Fernández, artista de la localidad de Campana
carla
Carla Sarria, alumna de E.E.S N° 3 leyendo un poema de su autoría
expositoras secundario
Brisa Pili, Carla Sarria y Agustina Ermosid, expositoras representantes de E.E.S N° 3
ecolibros
Eco-Libros, producción de estudiantes de E.E.S N° 3, “Victoria Ocampo”

Y, con la frase de que “los poetas también comen”, llegó el almuerzo. Se agasajó a los participantes, entre otras cosas, con tradicionales empanadas y choripanes. Mientras, seguían las charlas, los encuentros, las anécdotas, los recuerdos, los descubrimientos, el intercambio. Se rememoraba y se tendían lazos hacia el futuro, en especial con los hermanos latinoamericanos que decidieron sumarse a este festejo.

Había que retratar el momento, dejarlo marcado en la historia: todo el grupo se reunió en la plaza frente a la escuela para la fotografía grupal. Siguieron las charlas, las risas, los poemas recitados. Apareció la torta para celebrar el cumpleaños de Florilegio y se reanudaron las lecturas a fin de dar cierre a lo que quedará en la memoria de muchos como una experiencia feliz e inolvidable.

Así transcurría una vez más la Fiesta de la Poesía de Manuel Ocampo. Una celebración que ya forma parte de un tradición y que ojalá encuentre en las nuevas generaciones corazones y manos dispuestos a trabajar para hacerla crecer y no dejarla morir. Porque asistir a encuentros de este tipo, es más que ir a leer y a escuchar poemas. Es ingresar a un túnel sin tiempo, a un espacio plural y abierto, donde la fuerza de la labor comunitaria persiste y se nutre gracias a quienes saben y se esfuerzan en comunicar que es en los pueblos, en las personas, donde habita la posibilidad de ser, en conjunto, cada día mejores.

Florilegio
Grupo Florilegio, en compañía del locutor Gerardo Obregón
Comentarios en Facebook

Add a Comment