QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Extranjeros cruzan la frontera para comprar comida en Argentina

PASO-FRONTERA-E

Uruguay ya tomó medidas para que sus habitantes no compren masivamente alimentos en la Argentina, atentos a la fuerte diferencia de precios que implica la sobrevaloración del dólar y la depreciación de la moneda argentina. ¿Y qué pasará con los chilenos que llegan a Mendoza?

La Dirección Nacional de Aduanas uruguaya ordenó a su personal que enfatice los controles sobre el ingreso de mercaderías que llegan desde la orilla argentina a través de los puentes que llegan a los departamentos de Salto, Paysandú y Río Negro. Se trata de una restricción ya existente, pero que ahora se controlará con mayor énfasis. Puso un límite al ingreso de alimentos: no más de 5 kilos por persona.

Fuentes aduaneras citadas por el diario montivedeano El País sostuvieron que la medida tomada el sábado apunta a que los viajeros uruguayos sepan que no está todo permitido en este contexto económico que atraviesa la Argentina. “Permitiremos que pasen con una canasta familiar razonable y no con artículos que no sean para alimentación”, acotaron esas fuentes al medio uruguayo. Según publicó el diario, el mayor flujo de ingreso de mercaderías en estos días se detectó a través del puente que une Colón, en Entre Ríos, con Paysandú.

Sin embargo, la compra más frecuente de los uruguayos en la Argentina es de combustible, y al respecto aún no se ha tomado ninguna medida que restrinja ese consumo. Ese mismo medio publicó que un litro de nafta súper en Uruguay se compra a 55 pesos uruguayos mientras que en Argentina se consigue por el equivalente a 35 pesos uruguayos.

¿Y Chile?

La situación generada por la devaluación invirtió los polos y es muy probable que, ahora con el paso internacional entre Argentina y Chile abierto durante las 24 horas, sean los vecinos chilenos los que crucen para comprar aquí, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

La expectativa social es que eso generalmente es aprovechado por comerciantes para aumentar los precios, teniendo una clientela cautiva, como es la chilena. Lo mismo decían consumidores chilenos cuando los argentinos “arrasábamos” con sus centros comerciales, levantando el parámetro de precios.

Fuente:MDZ
Comentarios en Facebook

Add a Comment