Leiva sufrió golpes, cuatro puntazos y murió estrangulada

Susana Leiva y su esposoLa autopsia reveló que también sufrió quemaduras de cigarrillos.

Estimaron que fue asesinada entre la noche del jueves y la madrugada del viernes.

Susana Leiva, la empleada doméstica asesinada en Temperley, murió estrangulada manualmente, aunque también recibió cuatro puntazos en elabdomen, golpes en el rostro y quemaduras de cigarrillo, según confirmó la autopsia.

Fuentes de la investigación informaron hoy que los médicos forenses de la morgue judicial de Lomas de Zamora también estimaron la data de muerte entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, lo que es compatible con el momento de la desaparición de la víctima.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

error: Content is protected !!