QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Denunciaron nuevos casos de secuestros virtuales: aconsejan tomar más precauciones

 A pesar de la difusión que han tenido en los medios de comunicación los casos de secuestros virtuales, esta modalidad delictiva continúa registrándose en nuestra ciudad.

En algunos casos los delincuentes logran su objetivo consiguiendo dinero en efectivo o crédito telefónico para hablar desde el interior de las cárceles, generándoles un gran disgusto a sus víctimas. Sin embargo, la mayoría de los episodios no son denunciados porque no llegan a consumarse o por vergüenza de haber caído en el engaño.

En esta oportunidad la metodología implementada es de una voz femenina que llama y dice: “Mamá, me tienen secuestrada”. Los delincuentes esperan que el que atiende diga un nombre y siguen la maniobra. Le exigen que no corte y que junte el dinero que pueda y lo saque en una bolsa a la vereda.

Los secuestradores virtuales apuran a las víctimas para que pague antes de que pueda confirmar, por algún medio, que ninguno de sus familiares está cautivo y cobran el rescate en forma virtual, obligando a la víctima a comprar tarjetas prepagas con pulsos telefónicos o bien a pagar pequeñas sumas de dinero que el damnificado pueda reunir antes de advertir el engaño.

Claro que para ello el estafador debe tener la suerte de que en la casa a la que llamó haya algún familiar ausente en ese momento y que tampoco pueda ser ubicado.

Para el momento en que la víctima se da cuenta del engaño (una vez que ubicó a su familiar) ya se concretó la operación.

Varios hechos de estas características fueron denunciados en los últimos días y en todos los casos los llamados se realizaron desde teléfonos locales, por lo que los investigadores sospechan que se trata de delincuentes oriundos de nuestra ciudad.

Según trascendió, al menos dos de las víctimas de secuestros virtuales cayeron en el engaño y entregaron el dinero en efectivo que tenían a mano.

Lo que llama la atención de los últimos casos que se registraron, es que varias de las personas que recibieron llamadas en los últimos días residen en un mismo edificio de calle Mitre.

Por otra parte, se tomó conocimiento de que el fin de semana anterior se produjo una maniobra similar en un edificio de Alem al 300 y también a un edificio del barrio Centenario.

 

Calle Mitre

En los casos más recientes, ocurridos días pasados en un edificio de calle Mitre, una mujer mayor recibió un llamado extorsivo y alrededor de las 4:00, bajó al hall de la torre para entregar el dinero. Allí se encontró con un efectivo policial que ingresaba al complejo para asistir a su suegra, que había sufrido minutos antes un hecho similar. La mujer confundió al policía con el secuestrador y cuando le iba a entregar la bolsa con dinero, este advirtió la maniobra y le pidió a la mujer que cortara la comunicación, ya que la señora seguía en línea con el supuesto secuestrador, evitando por cuestión de segundo que cayera en el engaño.

 

¿Cómo prevenirse?

Los siguientes son los consejos que la Policía da para evitar caer en el engaño del falso secuestro: realizar la denuncia policial ante cualquier tipo de llamada extorsiva. Las brigadas antisecuestros están preparadas para detectar rápidamente si se trata de un secuestro virtual y en muchos casos logran detener con rapidez a los extorsionadores; desconfiar del secuestro cuando el presunto captor pide como rescate códigos de tarjetas telefónicas. Por lo general es un preso que luego utiliza los pulsos para hablar con familiares y abogados desde el teléfono público del pabellón; no aceptar o desconfiar de la llamada cuando la empresa telefónica advierte mediante un mensaje de voz que la comunicación entrante proviene de una unidad carcelaria y no dar por teléfono nombres, direcciones, ni información sobre el grupo familiar, ya que por lo general los secuestradores virtuales dicen que capturaron a “un familiar”, sin precisar la identidad.

 

La Opinion de Pergamino

Comentarios en Facebook

Add a Comment