QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

SALUD – NUTRICIÓN, SUPLEMENTACIÓN, INDIVIDUALIDAD BIOQUÍMICA Y MEDICINA ORTOMOLECULAR

 

mariana foto retratoLa Medicina Ortomolecular siempre tendrá presente la individualidad bioquímica. La individualidad bioquímica la podemos considerar como las necesidades alimenticias para conseguir un óptimo funcionamiento de las funciones biológicas del individuo, y son diferentes entre las personas.

El Dr. Linus Pauling, en abril del año 1994, en la última entrevista que le fue realizada antes de morir, dijo que muchos animales fabrican ellos mismos la vitamina C, exceptuando a los humanos, monos y simios, que necesitan tomarla de las comidas o suplementación. La vitamina C es fundamental para la salud y, si tuviéramos que tomarla de acuerdo al nivel en que la producen el resto de los animales, el ser humano necesitaría consumir entre 10-12 gramos al día.

Así como el aporte de Vitamina C resulta fundamental para nuestra salud, también necesitamos de la administración de otros nutrientes, que es de lo que se ocupa la Medicina Ortomolecular. En un estudio publicado en julio de 2005 en el Journal of Nutrition, explican que los consumidores británicos de suplementos nutricionales tienen unos indicadores de estatus de salud más positivos que aquellos que no los toman.

Por lo tanto, las frases “comer correctamente”, “alimentarse bien”, ¿a qué se refieren en realidad? ¿De qué depende?

Debemos considerar que:

a.- Cada vez tenemos más niños y adultos que no comen las porciones diarias reglamentarias de frutas y verduras necesarias, y cada día tenemos más niños y adultos obesos debido a la mala alimentación que tienen.

b.- El empobrecimiento y contaminación del suelo influye en nuestra alimentación y salud. Se ha constatado la existencia de déficit de selenio en la mayoría de los suelos donde hace años todavía existía, lo que genera graves consecuencias a nivel nutricional.

c.- Por otra parte, la biodisponibilidad de los nutrientes puede alterarse. El cuerpo metaboliza los folatos de la comida en ácido fólico para su uso, pero la biodisponibilidad de folatos en la comida en inconstante, y esto sorprende en algunos alimentos que naturalmente son ricos en folatos como las legumbres, zumo de naranja, tomates. Extractos de estos alimentos inhiben la actividad de una enzima intestinal que convierte la toma diaria de folatos en forma biodisponible necesaria para su absorción.

d.- Es importante valorar si la dieta que llevamos nos aporta verdaderamente las cantidades de vitaminas en las formas adecuadas para su absorción.

e.- La cocción inicia el proceso de destrucción llamado reacción de Maillard, que altera el perfil químico de la comida, por lo que debemos prestar atención a la forma en que cocinamos los alimentos y el tipo de utensilios que empleamos.

f.- La irradiación de la comida (por ejemplo con microondas) produce disminución de antioxidantes y vitaminas como la C, E, A, K, y destruye las vitaminas liposolubles.

vita

FACTORES QUE AUMENTAN LA NECESIDAD DE INCORPORAR NUTRIENTES

DE CALIDAD EN EL ORGANISMO

a.- Estrés: sobre todo de vitaminas hidrosolubles B5, B6, C, selenio, l glutatión (bloqueo inmune y manifestación patogenética).

b.- Medicamentos: habitualmente se prescriben medicamentos que pueden producir una depleción o pérdida de nutrientes. Entre los medicamentos más usuales se encuentran los anticonceptivos, terapia hormonal sustitutoria, anticonvulsionantes, antidiabéticos, antihipertensivos, benzodiazepinas, antibióticos, etc. Los medicamentos pueden inhibir la absorción de nutrientes, su síntesis, transporte, almacenaje, metabolismo y la secreción. Sin embargo, algunos individuos que toman habitualmente cantidad de medicamentos nunca llegan a tener depleción de nutrientes, pero hay que controlar que así sea.

c – Antibióticos: el abuso del uso de antibióticos además de la pérdida de nutrientes produce un aumento de resistencia bacteriana frente a los antibióticos. En varios países de la comunidad Europea se está restringiendo su uso, a excepción de España, y se está consiguiendo una disminución de la resistencia a los antibióticos. Por ejemplo en Suecia, la tasa de resistencia a los antibióticos es del 2% y en España es del 22%, y respecto a la escherichia coli el porcentaje de resistencia es inferior al 10% en Noruega e Islandia, mientras que en España es del 30%.

d – Los laxantes y antiácidos alteran el metabolismo fosfocálcico e inhiben la absorción del hierro. Los laxantes pueden provocar también depleción de potasio. Los aceites minerales inhiben la absorción de vitaminas solubles en grasa: A, D, K, E, beta caroteno, calcio y fósforo.

Bisacodil: depleción de potasio, aumenta el peristaltismo y puede causar hipopotasemia.

Enemas de fosfato sódico: depleción de calcio, y magnesio

Suplementar siempre con: probióticos.

e – Drogas antiinflamatorias: suelen deprimir el ácido fólico e invertir la ratio Omega6/Omega 3, favoreciendo el aumento de ácido araquidónico. Un 20% de la población española utiliza antiinflamatorios, y un 60% de los enfermos reumáticos los utilizan; al año se consumen unos 35 millones de envases.

f – Quimioterapia: Uno de los tratamientos que se ubica entre los mayores depresores de nutrientes y provoca lesiones en la mucosa gástrica, favoreciendo mala absorción, inflamación del tracto gastrointestinal y disminución del apetito, náuseas y vómitos y disbiosis intestinal. El metotrexate impide la absorción del ácido fólico y lo elimina por la orina. La quimioterapia produce toxicidad de la glándula pineal y altera la secreción de la Melatonina. Además disminuye la coenzima Q10, sobre todo la doxorubicina (adriamicina). Produce pérdida de carnitina y como consecuencia aumento de fatiga. El déficit de carnitina está relacionado con la fatiga en niños bajo tratamiento de quimioterapia, según un estudio realizado con 67 niños de 2 centros pediátricos anticáncer.

g – Tóxicos: café, tabaco, alcohol, colas, tienen una acción directa sobre el Sistema Nervioso Central, aumentando la necesidad de nutrientes, sobre todo del grupo B (tiamina o B1) parestesia.

El alcohol disminuye la vitamina C, K, grupo B, los minerales zinc, potasio, magnesio, calcio, aumentando al mismo tiempo la oxidación. Suplementar con: vitaminas A, C, E, biotina, selenio, ácido lipoico, glutamina complejo B. El tabaco provoca una pérdida de vitaminas B. La exposición al tabaco de forma pasiva o activa disminuye en la sangre los niveles de ácido fólico, sustancia que protege contra malformaciones fetales y está inversamente asociado con aumento de riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas. En un estudio realizado con 15.564 sujetos adultos de 75 años o mayores los niveles de folato en los glóbulos rojos de los fumadores se encuentra un 20% disminuido. La sustancia carcinogénica de los cigarrillos, el benzopireno, favorece la pérdida de vitamina A en los pulmones e hígado. La vitamina A y otros retinoides regulan el desarrollo y mantenimiento del epitelio en los alveolos. Cuando los niveles de vitamina A en los pulmones están bajos, el riesgo de enfisema está alto.

h – Enfermedades autoinmunes y situación inmunológica: En casos de SIDA, esclerosis múltiple y en placas hay que suplementar con: selenio, zinc, germanio, vitaminas A, B, caroteno y enzimas en la esclerosis por la inflamación de las vainas.

i – Situaciones fisiológicas de embarazo, ejercicio, edad, requieren suplementar con ácido fólico, vitaminas C, E, zinc, probióticos, ácidos grasos, glutation. En la infancia, se recomienda suplementar con vitamina A (llamada del crecimiento), necesaria para la formación de epitelios, y síntesis de mucopolisacáridos; se necesitan de 1500-3500 UI día dependiendo de la edad. También debe suplementarse con Calcio y con vitamina D, para permitir su absorción, para el desarrollo óseo. Se necesita la ingesta de unas 500-1.000 UI día de vitamina D. En la adolescencia, se suplementa con vitaminas del grupo B, A, C, hierro. En la joven menstruante, es importante el aporte de ácidos grasos Omegas 3, 6 hierro, vitamina B6. Las mujeres embarazadas necesitan aumentar la toma de DHA (Docosae- xaenoico).

Como vemos, muchas son las circunstancias y factores que influyen en nuestra salud nutricional además de lo que elegimos ingerir, es por eso que estar informados y tener una buena guía es fundamental para conservar nuestra salud.

Dra. Mariana Elizabeth Saez

Matrícula 64460

Medicina Estética Integral

Medicina Ortomolecular

Implante Capilar

PARA MÁS INFORMACIÓN DIRIGIRSE A:

https://www.facebook.com/pergaminoestetica/

Estetica pergamino (2)[3431]

mariana banner

 

Comentarios en Facebook

Add a Comment