QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Locales-Un sujeto arremetió a los tiros contra sus vecinos

El fiscal Pablo Santamarina, titular de la UFI Nº 8. (LA OPINION)El fiscal Pablo Santamarina, titular de la UFI Nº 8.

Primero arrojó por los aires a una beba de 9 meses y luego les disparo a ella y a otra nena de 10 años, sin lastimarlas. La furia siguió hacia el resto de la familia y posteriormente fue detenido cuando intentaba robar en otra casa del complejo 80 Viviendas. El sujeto, con frondosos antecedentes penales, había salido de la cárcel hacía pocos días. 


Momentos de mucha tensión se vivieron el pasado miércoles en el complejo habitacional conocido como 80 Viviendas ubicado en la zona oeste de la ciudad, cuando un joven de 21 años, con frondosos antecedentes penales y a pocos días de haber dejado la cárcel tras cumplir una condena por un robo agravado, comenzó a los tiros contra una familia vecina que se encontraba a pocos metros de la casa del agresor tomando mates en la vereda.
Una niña de 10 años y otra de 9 meses se salvaron de milagro. Posteriormente, este sujeto fue detenido cuando intentaba ingresar a otra vivienda del barrio con supuestos fines de robo.
El hecho que tuvo lugar cerca de las 14:00 se habría originado cuando el agresor fue hasta la finca cercana a su domicilio (Pinto al 2500) con el objetivo de pedir un cigarrillo, en ese momento la madre le gritó desde su vivienda (Pinto y Santa Ros) “qué haces traidor en la casa de la gorda p… esta”, situación que causa risa entre los presentes, pero supuestamente sin ánimo de ofender a nadie.
El agresor amenazó a los vecinos (se encontraba un matrimonio visitando a su suegra del padre de familia) que regresaría para hacer justicia y matar a todos. Minutos más tarde volvió al lugar portando un arma recortada y luego de tomar entre sus brazos a la menor de 9 meses, elevarla y arrojarla por el aire (sufrió lesiones leves), su tía de 10 años la levantó del suelo y comenzó a correr al interior de la vivienda, aunque el sujeto les disparó a ambas, sin embargo las municiones no impactaron contra las niñas. Acto seguido, el joven desquiciado siguió a los tiros y los destinatarios fueron una pareja joven y la dueña de la casa. En esos momentos de furia un conocido del agresor intentó tranquilizarlo, pero no resultaron las palabras y además se especula con que el otro joven estaría herido por su propio amigo (aunque no ingresó ningún herido de bala al Hospital San José).
Una vez terminado los disparos, este joven se retiró del lugar, aunque un par de horas después, cerca de las 16:30, mientras personal de la División Comando de Patrulla Pergamino, se encontraba realizando tareas propias de sus funciones, acudió a El Jilguero al 300 donde se estaría produciendo un robo. Al llegar al lugar, el dueño de casa dejó ingresar a los efectivos policiales que pudieron detener al invasor y supuesto ladrón cuando este intentaba darse a la fuga por los tapiales de otras casas.
Una vez aprehendido se comprobó que era el mismo peligroso muchacho que horas antes había desatado toda su furia contra una familia vecina.
Pero todo no terminó allí, porque fue trasladado a la sede de la Comisaría Primera y su ataque de furia tuvo su capítulo final cuando rompió los vidrios de una ventana que se ubica en la cocina de la Seccional de avenida Alsina.

Interviene la UFI Nº 8
La Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 8 que dirige Pablo Santamarina determinó que los hechos corresponde calificarlos provisoriamente, como constitutivo de los delitos de amenazas simples; portación ilegal de arma de fuego agravada por registrar el imputado antecedentes penales con el uso de armas; lesiones leves; homicidio agravado por el empleo de un arma de fuego en grado de tentativa; abuso de arma en concurso ideal con daño; violación de domicilio y daño, todos los cuales concurren de manera real.
Además Santamarina le solicitó al Juzgado de Garantías en turno que disponga la conversión de la aprehensión que viene sufriendo el sujeto en cuestión en detención; ello atento la calificación jurídica de los hechos que se le imputan, recordemos que entre ellos está la tentativa de homicidio agravada por el empleo de un arma de fuego, del cual resultaron víctimas dos niñas de 10 años y 9 meses. A ello según pudo saber LA OPINION, el fiscal agregó que conforme surge del informe correspondiente registra antecedentes penales, más precisamente una condena a tres años de prisión de efectivo cumplimiento dictada el 11 de julio del año 2016 por considerarlo autor penalmente responsable del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha sido demostrada, condena que de hecho agrava la imputación que se le dirige en torno a la portación ilegal de arma de fuego, por lo cual en caso de recaer condena, la misma será indefectiblemente de efectivo cumplimiento.

Podría haber sido una catástrofe
Sin ningún lugar a dudas es que a pesar de vivir momentos de mucha tensión y angustia, esta familia podría haber sufrido una catástrofe teniendo en cuenta las actitudes y los hechos que llevó adelante este joven en su raid de locura y furia. Ahora será el turno de la Justicia de investigar todo lo sucedido y evaluar la pena para este joven de 21 años que había dejado de estar tras las rejas hace solo algunas semanas.

Fuente:La Opinion Pergamino

Comentarios en Facebook

Add a Comment