QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Locales-Murió la nena que había sufrido graves quemaduras al incendiarse una casilla.

00000000000000000000000

Abby Ludmila Desire Chavez, una niña que no llegaba a los dos años de edad, falleció por un paro cardio-respiratorio en la sala de cuidados intensivos del Hospital San José, como consecuencia de las graves lesiones que le había producido el fuego generado en una estructura donde se encontraba, en Juana de Azurduy y el Arroyo.

Una nena de muy corta edad murió en la sala de cuidados intensivos del Hospital San José, como consecuencia del incendio producido en una pequeña casilla de perros donde la niña se encontraba el domingo a la tarde, en el barrio Tupac Amaru.

El siniestro había ocurrido alrededor de las 18:00, en el terreno de la vivienda familiar, en inmediaciones de Juana de Azurduy y el Arroyo.

La pequeña Abby se encontraba allí jugando con otro niño y, por causas que se deben establecer, ardió en llamas una construcción de madera donde yacía. La niña fue rescatada por un tío e inmediatamente procedieron a llamar  al servicio de emergencias médicas. Al lugar acudió un móvil del Comando de Patrulla y los especialistas de Policía Científica realizaron las pericias correspondientes, a la espera de la Unidad Bomberos de San Nicolás que efectuaría el relevamiento siniestral para establecer cómo se había generado el fuego en la casilla.

Una ambulancia trasladó a la niña al Hospital San José, donde quedó internada en Terapia Intensiva de Pediatría, por encontrarse gran parte de su cuerpo quemado. En la sala de cuidados intensivos estaba asistida por respirador, su estado era reservado y por la complejidad del caso evaluaban la posibilidad de requerir su traslado a un centro especializado de la ciudad de Buenos Aires.

El fiscal Pablo Santamarina y el instructor Andrés Machiavello ordenaron distintas directivas para la instrucción judicial a fin de establecer las causas del siniestro.

Fuente: Semanario el tiempo

Comentarios en Facebook

Add a Comment