QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

“Operación Larry”: un can antinarcóticos detectó 30 kilos de cocaína escondidos en el doble fondo de un vehículo

La Gendarmería Nacional incautó la droga y arrestó a la “narco pareja” que la trasladaba en la provincia de Misiones, una ruta poco habitual para el estupefaciente.

 

narco

 

Larry es un perro de la Gendarmería Nacional que fue especialmente entrenado para detectar el traslado de estupefacientes. Durante un control emplazado por el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich en la provincia de Misiones, alertó a los uniformados sobre la presencia de narcóticos escondidos en un automóvil. El resultado: la detención de una “narco pareja” que traficaba casi 30 kilos de cocaína acondicionados en el doble fondo de un rodado.

 

“La lucha contra el narcotráfico requiere capacitación, despliegue en el territorio e inteligencia criminal. Trabajamos para dotar a las fuerzas federales de todos los instrumentos necesarios para impedir que la droga llegue a los barrios”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas en el marco del Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos.

 

La “Operación Larry” fue desarrollada por personal del Escuadrón 11 de la Gendarmería Nacional -institución que comanda Gerardo Otero– que efectuaba un control vehicular sobre la Ruta Nacional N° 12, a la altura del acceso a la localidad de San Ignacio. Allí, los gendarmes frenaron la marcha de un vehículo Chevrolet en el que se trasladaban un hombre y una mujer.

 

Durante la requisa, los uniformados sumaron el apoyo del can Larry. Tras olfatear el automóvil, el perro antidrogas reaccionó al pasar cerca del sector del zócalo ubicado en la puerta delantera, del lado del conductor. Frente a ello, se puso en marcha el protocolo de actuación: se solicitó la presencia de testigos y se trasladó el rodado hasta la sede de la fuerza para realizar un análisis más exhaustivo.

 

En el asiento del Escuadrón, los efectivos utilizaron elementos de corte para verificar los lugares señalados por el can. Así, descubrieron el doble fondo en el piso y en los zócalos de ambos lados. En total había 55 paquetes rectangulares tipo “ladrillo”, envueltos con cinta, que acondicionaban una sustancia blancuzca.

 

Las pruebas de rigor arrojaron que se trataba de 29 kilos 618 gramos de cocaína, droga cuyo valor asciende a más de 7.570.000 pesos. El Juzgado Federal de Oberá, que tramita la causa, ordenó el arresto del conductor y la mujer que lo acompañaba. Un paso más hacia una Argentina sin narcotráfico.

Comentarios en Facebook

Add a Comment