QUIENES SOMOSIngresa aqui y enterate

Editorial-La verdadera función del periodismo

img_2703

En una editorial del 25 marzo de 2016 titulada “Los pacientes del olvido” dejábamos sentada nuestra posición ante la desidia de las autoridades hospitalarias por la salud y bienestar de los pacientes psiquiátricos, lamentablemente hoy, la realidad nos da la razón.-

El jueves pasado, Mario Oscar Valdez, de 36 años, paciente psiquiátrico se suicidó en la sala de Salud Mental del hospital interzonal general de agudos “San José” de Pergamino. La ley de Salud Mental Nº 26.657 ordena que los pacientes deberán ser tratados dentro del ámbito del hospital general, no en una sala lejana y solitaria librada a la buenaventura.

Un hombre que por la legislación vigente no debería de haber sido internado en ese lugar. Una persona que por su condición de tal no debería de haber estado en ese sitio indigno y peligroso. Un ser humano al que dejaron morir por faltar al deber de cuidado que les corresponde a los responsables del nosocomio local.

Decir que ya lo habíamos anunciado, en este momento no tiene sentido.- Decir que habíamos reflejado en nuestro espacio la denuncia realizada y firmada por más de 70 trabajadores del hospital tampoco. Si queremos, destacar  su verdadero compromiso con la salud pública. Ante una realidad tan contundente, como es la muerte de un ser humano, en la que se hace jirones cualquier primicia periodística, solo queremos levantar una voz que hable por los sectores en los que la salud pública le es imprescindible.

Ya nos preguntábamos en la edición del  24 octubre de 2016 ¿Están las instituciones de salud preparadas para enfrentar estas demandas y contar con el resguardo correspondiente? ¿Quién asegura la salud de los mismos? En ocasión del ataque a una médica del servicio, no se hizo absolutamente nada que mejorara la situación.

Nota relacionada:EDITORIAL-LOS PACIENTES DEL OLVIDO

Hace un tiempo atrás reflejábamos la situación vivida por Mimí y Mario, una que había perdido 38 años y el otro 17 de su vida dentro del servicio hasta que por medio de una parte del periodismo se pudo dar con la familia de Mimí. En esta oportunidad las autoridades del “San José” no estuvieron presentes, si lo hizo el intendente Martínez quien le otorgó el alojamiento a la familia venida desde La Pampa.

Nota relacionada:MIMÍ ENCUENTRA A SU FAMILIA LUEGO DE 38 AÑOS

Nada de lo que digamos de aquí en adelante le devolverá la vida o el tiempo a estas persona, pero si podemos reclamar para que los pacientes hospitalarios carentes de otros medios, sean atendidos de forma adecuada, que los profesionales de la salud tengan la formación y responsabilidad necesaria para que este tipo de hechos no se repitan.

Por eso y para eso somos periodistas, esta profesión que nos llega desde algún lugar y que nos empuja a denunciar lo que la mayoría no puede. Que nos obliga a mostrar esta realidad que hoy ocurre en el sector más olvidado del hospital

Comentarios en Facebook

Add a Comment